La pandemia del coronavirus y las medidas de contención que se han tomado han llevado a la industria alemana a entrar en una profunda recesión. Como consecuencia, nos encontramos frente a una posible pérdida de puestos de trabajo, un descenso significativo en las ventas, recortes en las horas de trabajo y un descenso importante en la inversión. La producción en Volkswagen, BMW y Continental, por ejemplo, se tuvo que reducir o suspender completamente. La pandemia de SARS-CoV-2 ha fomentado que sea necesario implementar políticas de salud y seguridad de forma sistemática y no solo para sectores de la industria alimentaria, química o farmacéutica. De hecho, muchas compañías tuvieron que replantearse sus procesos con el objetivo de proteger la salud de sus empleados. En este sentido, la robótica y la automatización pueden aportar una importante contribución.

La automatización en la organización del trabajo

La automatización y la robótica son una herramienta importante para evitar que las personas se expongan de forma innecesaria con otras personas, llegando a prevenir el riesgo de contagio dentro de la compañía. Ante todo, es recomendable automatizar aquellos procesos en los que los operarios no aporten un valor añadido, es decir, tareas repetitivas como son el transporte de mercancías que puede ser realizado por sistemas de vehículos de guiado automático (AGV) o robots de transporte. En muchos sectores como el de la industria alimentaria, pero también en la química y la farmacéutica, las regulaciones sanitarias han sido cruciales, y ya se aplicaban desde antes de la pandemia de SARS-CoV-2. En la actualidad, con la intención de minimizar las reuniones habituales entre empleados y aumentar el riesgo, el trabajo ha pasado a organizarse por turnos de trabajo, unos ubicados desde casa y otros desde la oficina.

Minimizar riesgos

Sin embargo, un factor de riesgo es permanente: el del material que se transporta de un departamento a otro. Por ejemplo, cuando los componentes deben ser enviados a estaciones de descarga para posteriormente ser procesados o cuando los productos del pan deben ser transportados desde producción al almacén. En vez de tener a personas encargadas de estas tareas de transporte, las rutas automatizadas facilitan un transporte y entrega seguros. Incorporando un sistema de transporte robotizado, el flujo de material entre departamentos puede desarrollarse con todas las garantías sin la necesidad de hacer que un empleado abandone su puesto de trabajo para realizar tareas de transporte. El riesgo de que los empleados se infecten dentro de su equipo, el hecho que los departamentos se hayan cerrado debido a razones de cuarenta o incluso paradas en la productividad, no se pueden descartar en su totalidad, pero se reduciría de forma significativa.

Ventajas de los robots de transporte

Los robots de transporte pueden integrarse fácilmente en los entornos productivos. Los modelos actuales que navegan de forma autónoma, ya no requieren siempre de cinta magnética, y pueden llegar a posicionarse utilizando únicamente escáneres láser. Además, algunos modelos se pueden customizar para transportar diferentes cargas. Los entornos más complejos, como pueden ser plantas con ascensores o puertas automáticas, ya no suponen un problema para los robots móviles e incluso son efectivos en aplicaciones en salas blancas. En la compañía tecnológica suiza DYCONEX, por ejemplo, el flujo de material autónomo se reparte entre tres plantas. El robot de transporte se va desplazando por distintas salas blancas. En el municipio de Großlöbichau en el estado de Turingia, en la planta VACOM Vakuum Komponenten und Messtechnik GmbH, los robots de transporte han tenido mucho éxito, llegando a tener sus propios nombres asignados por parte de los empleados. Fritzchen, Robo, Jürgen, Sam y James son los nombres de los nuevos compañeros responsables del transporte en un área de 112 metros de largo por 35 metros de ancho de la fábrica.

La moda de los robots móviles

La moda de la robótica en el transporte está avanzando también hacia el desarrollo de sistemas logísticos de autoorganización que se optimizan ellos mismos durante su funcionamiento y que utilizan métodos de inteligencia artificial (IA) sin necesidad de asistencia humana. ASTI Mobile Robotics está actualmente investigando los aspectos fundamentales de este sistema en su proyecto de investigación conocido con el nombre de “FlowPro” y que está financiado por el Ministerio Federal de Transporte e Infraestructura Digital (BMVI) con una dotación de 4 millones de euros. “Flow-Pro” debería fomentar la micromovilidad de mercancías para lotes de hasta tamaño 1 en parques industriales y permitir optimizar las operaciones intralogísticas por aire y tierra entre empresas.

Más seguridad con robots de desinfección

En su previsión económica, el Instituto ifo de Investigación Económica realiza una predicción pesimista para la economía alemana en el año 2020: durante el cierre producido entre los meses de marzo y abril, el valor total de creación se redujo en un 16%. El producto interior bruto (PIB) sufrió un descenso como nunca antes se ha visto. La Asociación de la Industria de Ingeniería Mecánica (VDMA) estima que se produjo una caída en el sector del 20%. Debido al elevado riesgo de contagio del virus del COVID-19, muchas actividades de fabricación que no eran esenciales para el sistema o que pertenecían a la industria de bienes de consumo pararon o se redujeron. De momento no se espera que la situación se normalice, especialmente debido al hecho de que los contagios están aumentando de nuevo.

Además del uso de robots de transporte, existe otra opción para mejorar la salud y seguridad de la producción y así, mantener las superficies libres de virus y bacterias. Con los conocidos robots de desinfección por luz ultravioleta, los virus como el coronavirus se pueden eliminar de forma efectiva en el aire, en superficies y objetos. ASTI Mobile Robotics, junto con BOOS Technical Lithing, desarrolló a principios de este año la solución que se llamó “ZenZoe”. El diseño y el proyecto completo fue creado con la idea de usar un robot para realizar una contribución importante y de asistencia en la lucha contra el coronavirus.
“ZenZoe” tiene una columna de luz especial que emite una luz ultravioleta (luz UV-C). La lámpara UV-C está colocada sobre un dispositivo elevador que, de forma autónoma, dirige al robot de transporte y, por lo tanto, puede elevarse a la altura que sea necesaria para garantizar un resultado óptimo. Debido a la alta concentración de la intensidad de la luz de la lámpara UV, se garantiza una desinfección continua de una única pasada. Esto significa que las superficies y los objetos no tienen que desinfectarse varias veces, lo reduce considerablemente el tiempo de desinfección en cada habitación. Con un software basado en la nube, el usuario puede monitorizar su eficiencia en tiempo real.

Resumen

La automatización y la robótica crean espacios de trabajo seguros que pueden marcar un antes y un después en la pandemia del coronavirus. Los procesos automatizados ayudan a minimizar el riesgo de contagio entre equipos y a prevenir las paradas en la cadena de producción derivadas de las cuarentenas. Además, los robots de desinfección como “ZenZoe”, se pueden utilizar para limpiar superficies y estancias de virus ayudando a proteger la salud de sus empleados.